MENSAJE EN UNA PIZARRA

En el post de hoy quería mostraros como incluir una pizarra en vuestra casa, en pasillos, cocina, comedor o cuarto de los niños. Pintando una mesa o incluso una nevera, la imaginación al poder. Para dibujar, dejar notas de amor o para recordar que tenemos que comprar cuando vas a la compra.

Os dejo con el poema que me inspiró para hablar sobre las pizarras.

Un poema de Santiago Montobbio (Antología XXXI)
LA PIZARRA EN LA QUE NO SE LOGRA ESCRIBIR NADA.

Es la del arte falso. En el arte sólo se puede
escribir con convicción, desde lo más hondo de uno mismo,


pozo profundo donde se remansa el alma y brota su agua.
Las palabras del arte implican y exigen una vida.

Toda la vida de quien escribe ha de estar tras
cada una de ellas, ha de sostenerlas. Sólo así

en la pizarra del arte se escribe y por ello es la pizarra
en la que tantos fabricantes no logran nunca escribir nada.

O escriben, pero parece que la tiza o la tinta se borra,
o que resulta esmirriado, o pequeñito, o simple copia
de una voz que sí era verdadera y allí sí quedó fijada.


En otro tiempo, u otro día. La pizarra del artista
exige su vida. Por ello hay sujetos tercos que se empeñan
en entregarse a ella, pero para su música no han nacido,

no tienen nada propio que decir, manantial distinto
o verdad nueva, y así escriben y escriben y fabrican
pero en la pizarra no queda escrito nada.

La pizarra del arte implica un alma.

Os dejo con una artista de la tiza para que os inspire: Dana Tamanachi

o esta otra: Claire Watson

Fuentes: houzz, estanochesoyunaprincesa, apartmenttherapy

Esther

Emprendedora hasta la médula y depredadora de blogs, dirige el estudio de imagen y comunicación COCO . Ama perdidamente a Buzz Light Year y los colores. Se enamora con facilidad del último Art Toys en voga, de hecho su casa está repleta de muñecos, dinosaurios y otras especies en vía de extinción.... Su máxima: “¡Hasta el infinito y más allá!”

Be first to comment

*


*